Blogia
¿Y POR QUÉ NO?

PISCO

PISCO  

¡Qué lejanas nos resultan siempre las  grandes catastrofes naturales!  Ayer, más de 500 personas perdieron la vida en Pisco y en Ica, 300 kilómetros al sur de Lima. La perspectiva cambia cuando se ha estado allí, por eso quiero compartir en este blog mi estancia en Pisco, los buenos recuerdos son, en ocasiones el mejor tributo.

 

Si tuviera que definir el Perú lo definiría como un país triste. La tristeza acompaña todo en el país andino. La muerte, las luchas, los genocidios, antes, durante y después del imperio español, están siempre con los peruanos. Creo que por eso desprenden tanta profundidad.

 

Pero Pisco no era eso, o por lo menos no lo es en mi recuerdo. Recuerdo escaparates con unas “tortas” enormes, barrocas rococó con adornos imposibles. Recuerdo la plaza de armas a rebosar, un domingo con su desfile militar habitual. Recuerdo el Pacífico,  que puede ser todo menos pacífico. Recuerdo el sabor a cilantro del sudado que me tomé en Pisco Playa. Recuerdo la excursión a las Islas Ballestas, mirando hacia arriba preocupada en que un pelícano no me hiciera un regalo, y los cormoranes, y los lobos marinos,…. Recuerdo una “fiesta de prau” genial, tomándome una cusqueña, mientras que en el escenario se esforzaban en ver quién cantaba más parecido a Bisbal.

 

El pisco es el aguardiente, seña de identidad de Perú pero significa mucho más. Significa pájaro en Quechua, ¿por qué no habrán sido todos pájaros ayer en el terremoto?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres