Blogia
¿Y POR QUÉ NO?

AFTER DARK

AFTER DARK

A mí la noche siempre me ha gustado. Mi abuelo solía decirme: -Rapazina, ya pues salir que ya se guarda el sol-. Y yo salía a jugar y lo hacía tranquila porque ya no estaban todas esas cosas que de pequeña me asustaban y que, tengo que confesar, todavía lo hacen. Las vacas no se dejan ver más allá del ocaso.

 

La noche es para mí momento de encuentro, reunión, diversión, sinceridad y relax. Todos y todas somos más de verdad, fuera de los corsettes del trabajo, de la familia o demás responsabilidades.

 

Pero también está quienes ven el lado oscuro: los peligros, el engaño. La nocturnidad y la alevosía.

 

De todo esto va After Dark de Murakami, nuevas relaciones de amistad, ayudas, compromisos, amores y desamores, diversión, música, miedo, violencia y muerte. Un claro retrato de la vida nocturna de Tokyo, la verdadera ciudad que nunca duerme.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Guti -

Pues yo de noche... tiendo a tener sueño y dormir. Y creo que no somos más de verdad, que es al revés: de noche se ve peor, y los que nos ven "completan" lo que falta, normalmente un tanto idealizado.

Siento desmitificar, pero el diablo nos decía de pequeños: "Andad de día, que la noche es mía"... y a lo mejor por eso salí tan soso.

Dracula -

A mi también me ha gustado siempre mucho la noche, de día me salen unos sarpullidos terribles.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres