Blogia
¿Y POR QUÉ NO?

LADY CAMILA

LADY CAMILA

  ¿Por qué no una entrada rosa en el blog? No voy a negar que estoy bastante enteradilla de los dimes y diretes de la prensa del corazón, y en este subsector periodísitco (algunos me diréis que no se le puede llamar periodismo... pero el pseudoperiodismo abunda en nuestro país, en todos los ámbitos) la familia real británica se lleva la palma.

Mi personaje preferido es Camila Parker Bowles. Me encanta. Creo que su historia de amor con Charles, es preciosa y digna de un peliculón de los de caja de cleanex. Enamorados desde jóvenes, contra viento y marea, y al fin lo consiguieron, pueden estar juntos, pese a quien les pese.

A mí me gusta porque es inteligente, madura, y encarna la filosofía de que hay vida a los sesenta, incluso para las mujeres. No entra dentro del canon ideal que se nos impone al sexo femenino. Pero yo percibo que tiene que ser una mujer culta, interesante, con cierto humor británico.....Eso sí la sociedad sigue prefirinedo mujeres prefabricadas, artificiales y que además vayan de víctimas con carita de cordero degollado (vease Lady Di).

Para muestra la foto, un tanto cruel, que recojo aquí. Pero estoy segura de que Camila, al verla también sonreirá....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Irene -

Hola Almudena!

No te conozco y de hecho he entrado aquí por casualidad, pero estoy completamente de acuerdo contigo en lo que se refiere a Camila. Yo también la admiro mucho y adoro su sentido del humor y su espontaneidad! :)

También decirte que soy socialista, viajera y feminista!!

Aqui te dejo me e-mail por si ves este comentario y quieres charlar.

irene_streep@hotmail.com

besitoos!

Sergio -

Por cierto, Almu, hay un error en la foto.... el que sale con Camila no es Carlos, lo puede parecer pero si te fijas bien las orejas son distintas ;-)

Sergio -

En cualquier caso, ayer estuviste más acertado que los dos lo habíamos estado precedentemente: Eduardo, octavo, que no Enrique. Enrique se hubiera limitado a casarse con quien quisiera y cuando se cansase mandarle cortar la cabeza :-)

Juan -

Hombre, pues teniendo en cuenta que en 1.936 en Inglaterra mandaba el sr. Chamberlain, con su política de apaciguamiento hacia Alemania, y que Winston Churchill fue consejero personal suyo y uno de los pocos políticos británicos que apoyó a Eduardo VIII para que no abdicara, todo parece indicar que nada tuvo que ver la situación geopolítica existente en 1.936 en su decisión, teniendo en cuenta además que ya había sido proclamado Rey. Pero no seré yo quien ose hablar de "verdades" o "mentiras" históricas, cuando se trata de determinar algo tan subjetivo como los motivos que llevan a alguien a dejar un trono.

Saludos cordiales.

Sergio -

hmmmm... Juan... ¿ Enrique VIII abdicaría realmente por amor, o abdicaría porque en aquel entonces sus ya conocidas veleidades para con el Eje no le dejaban en situación de convertirse en Jefe del Estado Británico, vista la coyuntura geopolítica? Veleidades, eso sí, que se manifestaron en su más glorioso esplendor cuando, ya en curso la guerra, tuvo la oportunidad de declararlas sin pudor, con la evidente esperanza, por cierto, de que un eventual Reich triunfante lo restaurara como monarca británico.... Cierto que es más romántica tu visión del personaje..... Pero ya sabes lo que dicen los periódistas cínicos: qué excelente noticia, qué putada que sea mentira :-) Saludos.

Juan -

Estimada Almudena para variar... disiento. La historia de amor entre Carlos y Camilla, en modo alguno me parece digna de elogio, ni meritoria, ni ejemplo de valentía, ni de lucha contra viento y marea. Me parece una historia vieja como el mundo y la típica de heredero al trono cobarde que cumple con las normas sociales de cara a la galería, se casa con quien debe, para que no peligre su condición de heredero al trono y se acuesta con quien quiere. De todo menos de valiente se puede calificar que esperara a la muerte de su mujer para oficializar la relación, etc, etc.

Valiente y luchador (dejando a un lado sus tendencias políticas) fue
Enrique VIII, que renunció al trono por amor y no acepto un matrimonio de conveniencia con solapamiento de amante/amantes. Copio una parte del discurso que dió cuando abdicó en 1.936:

"Tras larga espera, puedo al fin hacer una breve declaración auténticamente personal. No he pretendido ocultar nada, pero por respeto a la Constitución, hasta ahora no me ha sido posible hablar.
Hace apenas unas horas cumplí mis últimos deberes como Rey y Emperador, y ahora que he sido sucedido por mi hermano, el duque de York, mis primeras palabras han de ser para proclamar mi fidelidad hacia él. Así lo hago con todo mi corazón.

Todos vosotros conocéis las razones que me han inducido a renunciar al trono. Quisiera haceros comprender que, al tomar esta resolución, no he olvidado en absoluto al país o al Imperio, a los cuales, primero como príncipe de Gales y más tarde como Rey, he dedicado veinticinco años de servicio.

Pero podéis creerme si os digo que me ha resultado imposible soportar la pesada carga de la responsabilidad y desempeñar mis funciones como Rey, en la forma en que desearía hacerlo, sin la ayuda y el apoyo de la mujer que amo.

Deseo, asimismo, que sepáis que la decisión ha sido mía y sólo mía. Era una cuestión sobre la que debía juzgar únicamente por mí mismo. La otra persona afectada de modo directo ha intentado, hasta el último momento, persuadirme en el sentido contrario."


El amor le duró hasta después de muerto:

"Tiempo antes Eduardo, ya convertido en Duque de Windsor se negó a ser enterrado en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor en calidad del rey de Reino Unido pues sabía que allí no enterrarían a Wallis y decidió que sus restos sean enterrados en el Cementerio Real de Frogmore junto a los de su esposa."

Yo quiero que me quieran así.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres