Blogia

¿Y POR QUÉ NO?

¿Trampas al solitario?

¿Trampas al solitario?

Nuestros dirigentes intentan pactar en el ámbito de la Unión Europea  una estrategia conjunta para solucionar el enorme problema que supone el paro juvenil,  entendiendo por éste el que sufren las personas menores de 30 años.

No puede negarse, de ninguna manera, la difícil situación en el que los y las jóvenes se encuentran a la hora de conseguir su primer empleo, sin embargo cabe hacer algunas matizaciones al respecto: 

 

  • Las estadísticas del desempleo en nuestro país, al menos lo que se publica oficialmente, toman como referencia el binomio mayor/menor de 25 años, con lo que resulta difícil calcular el número real de las personas menores de 30 años apuntadas al desempleo.
  • Existen, con las cifras de mayo, 458.012 menores de 25 años apuntados en las oficinas del Servicio Estatal de Empleo.   Mientras, 4.432.916 personas son mayores de 25 años. Podemos aventurar que no será la mayoría quienes se encuentren en esa pequeña franja que va de los 25 a los 30.

No puede sacarse de la agenda política el colectivo de personas paradas con más de 30 años. No pueden detenerse  las políticas activas de empleo para las personas que fueron expulsadas del mercado laboral por la crisis, porque son el grueso mayor del problema del desempleo en este país.

La ciudadanía encuentra rechazo a sus problemas, falta de soluciones y esperanzas, lo que produce no sólo una desafección por las instituciones, sino una quiebra social incurable.

Así  que, si es que sólo vendrá ayuda económica europea para el colectivo menor de 30 años, bienvenida sea. Visto está que Europa sólo crea fondos para solucionar problemas conjuntos, compartidos también por sus socios ricos. Pero esto no nos debe llevar a ocultar y silenciar nuestra realidad. No nos hagamos trampas al solitario, aunque no se nombren, la amplia mayoría de las personas desempleadas en este país tienen más de 30 años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ESCRACHES Y CARGOS PÚBLICOS FULL TIME

ESCRACHES Y CARGOS PÚBLICOS FULL TIME

Claro está , por definición, que la vocación de servicio público es lo que lleva a las personas a interesarse por la política, la “ciencia” de gestionar el bien común.  Ese interés puede presentar distintos grados y niveles y es bueno saber en cuál de ellos no encontramos y cuáles son los límites de los mismos.

Hay niveles básicos. Todas las personas, en mayor o menor medida, con mayor o menor consciencia, somos seres políticos. No sólo quien acude a votar, sino también quien no lo hace participa en democracia. Cuando optamos por un periódico concreto, vemos determinados contenidos televisivos, vamos a una escuela, estudiamos una carrera, nos bajamos películas y música de internet, viajamos, bebemos o fumamos ; nos estamos desenvolviendo en un entorno político y nuestras decisiones condicionan la estructura socio política de nuestra comunidad.

Hay niveles intermedios. Existen personas que participan políticamente de manera asociada, en diversos campos, dedicando su tiempo y su saber a un bien común conscientemente. Ecologistas, militantes, sindicalistas, asociaciones de vecinos, clubs deportivos,….son mecanismos de colaboración que transforman día a día nuestra realidad y que evidencian la necesidad del ser humano del trabajo común.

Finalmente existen niveles que podríamos llamar “superiores” y que definimos como cargos públicos o clase política. Personas que llevan esa vocación de servicio público un paso más allá y son elegidos por la ciudadanía como nuestros representantes. Esta “especie humana”, se enfrenta a muchas paradojas e indefiniciones, imprudentes o premeditadas.

Se escucha, reiteradamente, la máxima que dice que un cargo público se es 24 horas, que la representación de los y las ciudadanas es un traje que no se puede quitar. Las personas que se dedican a la representación política no definen bien los límites de este quehacer, cuando resulta evidente la imposibilidad de realizar acciones de representación continuamente. Esto es así porque ante todo, son personas.

Así, en ocasiones son padres y madres, van a un concierto o de compras. Tienen vacaciones, sufren enfermedades, y tienen amistades, unas veces más peligrosas que otras. Sin embargo, en muchas ocasiones, no se advierte su voluntad de separar su trabajo como cargo público, de su vida privada, al menos cuando esto les beneficia.

El coche oficial les lleva a la puerta de casa, o al restaurante con el amigo o al dentista. Las colas y las listas de espera para una operación, para ver un concierto o  para subir a un avión cuando van de vacaciones no parecen ir con ellos. Se mezcla lo público y lo privado continuamente en un totum revolutum cargado de beneficios y privilegios.

Llevar el “traje” puesto todo el día, incluso cuando las funciones y condiciones son otras, trae consecuencias, a veces no deseadas. Una de ellas son los escraches. Si te llevas la condición de cargo público a casa, lo lógico es que te acompañen todas las responsabilidades del mismo.

Así que, señores y señoras diputados y diputadas, ministros y ministras, alcades y alcaldesas, reyes, reinas y descendencia, definan sus tiempos y lugares. Sólo si ustedes desarrollan su cargo con honestidad, verán como la ciudadanía fija los límites del respeto y de la intimidad.

¿SERÁ PUEBLO ANTES QUE IGLESIA?

¿SERÁ PUEBLO ANTES QUE IGLESIA?

Habemus Papa, argentino y jesuita. Hoy se leen titulares a favor, y titulares en contra. Es normal que las personas progresistas destaquen su oposición a la homosexualidad o su comportamiento durante la dictadura de Videla en Argentina. Es normal que los fieles destaquen su sencillez cuando se hace la comida o coge el metro desde su “pieza” en Buenos Aires a su lugar de “trabajo”. Yo, por el momento no me siento con conocimiento, ni ganas suficientes para  opinar sobre él. No le conozco, no había oído nunca hablar de esta persona y necesito un poquito de tiempo para ir creándome mi propia opinión.

Sin embargo hay dos sentimientos que me despierta este nuevo Papa. El primero es interés. Soy católica bautizada, no he pensado nunca en apostatar porque tengo mejores cosas que hacer con mi tiempo, pero soy atea. Ojalá pudiera ser agnóstica y sentirme incapaz de dirimir entre la existencia del más allá o su condición de creación social; pero no, soy atea por los cuatro costados y no me queda ninguna duda de que lo que hay es lo que hay. Dicho esto, no puedo comprender aquellas manifestaciones de personas que ningunean la importancia de la elección de un nuevo pontífice. Es importante, es poder, es política. Millones de personas se dejan guiar por él, y lo que es peor muchos estados y gobiernos practican sus mandados, sin ir más lejos, el nuestro. Claro que me despierta interés la política del vaticano acerca del aborto, del matrimonio homosexual, paraísos fiscales, pederastia y otros infinitos asuntos.

El segundo sentimiento que me provoca Francisco I es respeto porque es  jesuita. Mis viajes a América me han hecho percibir el respeto y cariño de la gente del pueblo por esta congregación religiosa. En Argentina existe una provincia que lleva su nombre Misiones, de tierra roja y verdes bosques donde el orgullo de su político origen jesuítico no sólo lo llevan en el nombre. Un ejemplo, San Ignacio, un pequeño pueblo custodio de un tesoro Patrimonio de la Humanidad,  las ruinas de la Misión Jesuítica de San Ignacio Miní, de los indios Guaranís. Un pequeño pueblo que conserva sus orígenes y cultura indígena gracias a la Compañía de Jesús. No es sólo película como en La Misión, es realidad cuando una llega allí.

Los Ángeles, Santa Bárbara o Sonoma en California también provienen de misiones de la Compañía de Jesús, la misma que impulsa la teoría de la liberación en los países de América latina. Hoy   el jefe de esa Iglesia que los expulsó de estos territorios es uno de ellos, resulta cuando menos extraño, y me gustaría que esperanzador.

Espero, como atea, que el jesuita Francisco I haga honor a la historia americana de su congregación y sea pueblo antes que Iglesia: que se no cierre los ojos al SIDA, ni al maltrato hacia las mujeres, ni a los avances de la ciencia, ni a los abusos a menores, ni a tantas y tantas cosas que la Iglesia no ve, ni escucha pero sobre las que habla sin parar.

CONEXIÓN EUROPA

CONEXIÓN EUROPA

La política financiera comunitaria es cabeza de cartel en la actual agenda política española. Hoy sabemos mucho acerca del BCE, de la Comisión o de las cumbres de jefes de estado y de gobierno.  España se da cuenta de la importancia de la Unión Europea, más allá de la  financiación de  infraestructuras o de reestructuraciones agrarias.

La situación económica ha colocado los debates políticos e ideológicos en el seno de la Unión en primera plana, siempre desde una perspectiva negativa para la ciudadanía. Europa nos hunde, nos castiga y son causa, aunque también solución, de todos nuestros problemas. Hoy podemos decir que Europa está en la calle, que se ha incrustado en nuestras carnes. Ya sabemos nombres de presidentas y primeros ministros de Francia, Alemania o Grecia. Ya empieza el pueblo a vislumbrar un poco de luz y conocimiento en el funcionamiento de las instituciones comunitarias. En buena hora y en mal momento.

Los partidos políticos en España han denostado la participación de nuestro país en Europa. Han descalificado los procesos electorales con candidatos y candidatas ya deshecho de la política nacional, marcada ésta como la prioritaria. Han desaparecido de escena cada seis años.

 No ha habido una clara estrategia de comunicación de la acción política a nivel europeo.

Se ha echado en falta un debate serio y explicativo de las políticas comunitarias ni en el seno de las Cortes, ni de los parlamentos autonómicos o de los plenos de los ayuntamientos.

Se requiere más conexión con Europa. Se necesita más información y conocimiento, y los partidos políticos deben ser uno de los vasos comunicantes.

¿Cómo se puede hacer? Habría varias fórmulas al respecto:

  • Debate periódico en el Congreso sobre el Estado de la Unión.
  • Pacto Político para la Comunicación Eficaz de la agenda política europea.
  • Incremento de la conexión de los eurodiputados y eurodiputadas con la militancia y simpatizantes (redes sociales, charlas, sugerencias, blogs, web del partido,…)

Es una pena que los y las ciudadanas sepan más de Europa en época de crisis y desasosiego, lo que ha llevado a perder apego a la idea de Unión Europea con todo lo bueno que supone y ha supuesto para el desarrollo de la democracia española en un marco de progreso.

RECONOCIMIENTO Y SOLUCIÓN

RECONOCIMIENTO Y SOLUCIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo sacaba pecho convencida de haber pagado por adelantado la cuota de la comunidad del 2012. Estaba en un grave error.....


¿Cómo lo solucioné? Primero, pagué la deuda y adelanté el 2013. Segundo, fui a la reunión de comunidad con la verdad por delante. Reconocí mi error y pedí disculpas.


La reacción de mis vecinos y vecinas fue muy buena. Entendieron el error y agradecieron la solución, que no podía ser de otra manera.


Para mí, fue peor el rato de darme cuenta del fallo, que el solucionarlo.


Os cuento todo esto porque creo que los políticos y políticas de este país deberían de

 

actuar de igual modo.Corrupción, en mayor o menor grado, hay. Reconózcanla, y solucionen el papelón.Creo que la ciudadanía lo agradecerá seguro, y quienes estén libres de estos comportamientos ganarán respeto y confianza.

CUANDO LOS QUE MANDAN SON LOS MALTRATADORES

CUANDO LOS QUE MANDAN SON LOS MALTRATADORES

El artículo 1 de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, recoge que “por violencia contra la mujer se entiende todo acto de violencia basada en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”

La violencia de género no sólo se produce de los hombres hacia las mujeres , sino que puede ser ejercida por la sociedad o por el Estado. El patriarcado se ha afianzado en la violencia sobre la mujer. Los ataques contra las mujeres son una realidad que viene de antiguo y que no ha acabado. Tenemos que afinar nuestra atención.

La maternidad siempre ha sido la excusa para condicionar  la libertad de la mujer. El concepto de mujer se configura como el sexo de la especie humana con facultades para otorgar la vida. Esa es su finalidad principal. Esa es  su obligación, que no su derecho, y para el cumplimiento de este deber no se ha escatimado en la aplicación conveniente de la fuerza, la represión, el condicionamiento y la manipulación.

La mujer republicana, las mujeres represaliadas por la dictadura eran vistas por el régimen como meras  reproductoras. Se ha utilizado la maternidad para la tortura y la represión política. Las mujeres son, ayer y hoy, dobles víctimas en las guerras y en las posguerras. La violencia de destruir el vínculo entre madre y su descendencia, la barbarie de dolor que se vivió en nuestro país durante cuarenta años es algo sobre lo que no puede extenderse velo alguno. No más velos para las mujeres.

La visión de la maternidad como destino principal de las mujeres ha vuelto a la sociedad española. La mujer no podrá  decidir sobre su propia cuerpo, sobre su propia vida. Lo fundamental es que nazca la criatura, las condiciones y consecuencias carecen de importancia. Lo fundamental es que nazca, sea como sea y a costa de lo que sea, incluso de la propia vida de la madre. Si ella no lo quiere ya habrá quien se encargue, quien eduque como quiere el Gobierno de decidir qué se enseñará en el colegio y cómo.  

A veces pienso que  la ciudadanía española vive dentro de un bucle que se va perfeccionando

(nota. Recomiendo el documental “Los niños perdidos del franquismo”, que hace años emitieron en TV3).

http://www.youtube.com/watch?v=c05-psMgiHU&playnext=1&list=PLE6F86D950E6655FC&feature=results_main

UNIFORMAD@S

UNIFORMAD@S

Saltan a la palestra debates sobre los uniformes para hombres y los uniformes para las mujeres. ¿Cuestión de marca? ¿Son necesarias las faldas cortas y apretadas? ¿Son los empleados y las empleadas una mercancía más? ¿Qué es para tí un uniforme?

El uniforme es un símbolo de identidad, es una marca. Las empresas gastan ingentes cantidades de dinero en su imagen corporativa. Pero yo daría un paso más en este análisis. ¿”Uniforme” son sólo unas ropas definidas por la corporación y fuera de la libertad de las personas? Yo englobo dentro del término uniforme muchos más conceptos. Englobo los cánones de belleza imperantes en muchas profesiones, y disimulados con expresiones como “buena presencia” o “aptitudes físicas adecuadas”. Uniforme es la belleza física obligada para las presentadoras de la televisión, para quienes participan en spots publicitarios o para las azafatas de una compañía aérea.

Uniforme es también la masculinización de la mujer en el ámbito empresarial. El hombre de traje y corbata sigue siendo el referente de la profesionalidad y de la eficacia. En los negocios la mujer tiene que parecer masculina, competitiva, productiva, responsable: por ello las americanas mandan y los trajes pantalón. Un ejercicio práctico, basta sólo buscar en google imágenes con estos parámetros: “empresa mujer”. Podemos analizar la uniformidad impuesta a la mujer.

https://www.google.es/search?hl=es&q=empresa%20mujer&psj=1&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.r_qf.&biw=1024&bih=604&wrapid=tlif134969299025010&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi&ei=zqtyUM-eC8aYhQf0lICIBg

 

SALVADOR ALLENDE, ACTUAL

SALVADOR ALLENDE, ACTUAL

Yo estuve en La Moneda, todavía se percibía en el ambiente la estela de Salvador Allende. Hoy, 39 años después de su asesinato, su análisis de la realidad todavía están vigentes. Cámbiese Chile por España, o Europa y actualícese el momento.  Ahí va un fragmento de la Vía Chilena al Socialismo:

“…Las clases dominantes, cómplices de esta situación, e incapaces de valerse por ellas mismas, han intensificado en los últimos diez años el endeudamiento de Chile con el extranjero.

Dijeron que los préstamos y compromisos con los banqueros internacionales podían producir un mayor desarrollo económico. Pero lo único que lograron es que hoy día Chile tenga el récord de ser uno de los países más endeudados de la tierra en proporción a sus habitantes.

…El grupo de empresarios que controla la economía, la prensa y otros medios de comunicación; el sistema político, y que amenaza al Estado cuando éste insinúa intervenir o se niega a favorecerlos, les cuesta muy caro a todos los chilenos..

Para que ellos se dignen seguir “trabajando”, pues sólo ellos pueden darse el lujo de poder trabajar o no, es preciso:

  • Darles toda clase de ayuda. Los grandes empresarios estrujan al Estado bajo la amenaza que no habrá inversión privada si las ayudas y garantías que piden no se les otorgan.
  • Permitirles producir lo que ellos quieran con el dinero de todos los chilenos  en lugar de elaborar lo que necesita la gran mayoría del país.
  • Dejarlos llevarse las ganancias que obtienen a sus cuentas en el extranjero,
  • Dejarlos despedir obreros si éstos piden mejores salarios….

Mientras tanto, buena parte de los que efectivamente producen experimentan una difícil situación:

  • Medio millón de familias carecen de viviendas.
  • La necesidad de la población en materia de educación y salud son insuficientemente atendidas;
  • Más de la mitad de trabajadores chilenos reciben remuneraciones insuficientes para cubrir sus necesidades vitales mínimas. La desocupación y el trabajo inestable se sufre en cada familia. Para innumerables jóvenes la posibilidad de empleo se presenta muy difícil…”

La burbuja inmobiliaria, los préstamos a especuladores y el rescate financiero que todos y todas sufrimos, se me viene, inevitablemente, a la cabeza. Análisis muy actual. ¿No hemos aprendido nada?

Andamos algo cortos de buenos políticos y políticas: qué fácil es hacer el diagnóstico, pero ¡cuanta valentía se requiere para llamar a las cosas por su nombre!. Salvador Allende continúa.

DESCONSOLAD@S Y DESCONCILIAD@S

DESCONSOLAD@S Y DESCONCILIAD@S

Hoy los lloros se hacen más patentes, los mocos se descuelgan de pequeñas narices y los ojos se tiñen de rojo. Muchos peques empiezan su rutina a la vez que sus padres y madres. Las guarderías abren sus puertas, a medio gas durante el verano. También los corazones se encogen un poquito, las horas del día tienen otro sabor y los espacios de casa cobran otra dimensión más triste y desoladora.

Se achaca a la presencia cada vez más contundente de la mujer en el mercado laboral la  necesidad de creación de escuelas públicas de 0 a 3 años. En las últimas dos décadas, el número de trabajadoras de 20 a 49 años se ha duplicado hasta los 6,3 millones, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los políticos se llenan la boca en cada período electoral ofreciendo más guardería públicas. Asistimos con atonía a una guerra de cifras, a ver quién añade más ceros en la creación de espacios donde dejar a nuestros niños y niñas mientras se trabaja, quien tenga la suerte de trabajar.

La cuestión no es sólo de cantidad es de fondo. El debate debe surgir en torno a una verdadera conciliación de la vida laboral y familiar para todos y todas. No se requieren guardería porque las mujeres se incorporen a un puesto de trabajo, se requieren porque no tenemos nuestra sociedad organizada para permitir la convivencia de la familia y del trabajo.

Unas horas de cuidado y estimulación de los bebés son necesarias, por supuesto; pero también lo es que los y las progenitoras tengan tiempo para criar, educar, y por qué no, disfrutarlos.

Una nueva organización del tiempo del trabajo es absolutamente necesaria. Se hace ineludible un cambio en los pocos productivos horarios laborales españoles,  creados por una sociedad patriarcal donde el padre no requería tiempo para la familia, ya que la madre estaba en casa.

Jornadas partidas, descansos al mediodía eternos y horarios comerciales que tienden hacia el infinito no conseguirán sacarnos de la crisis;pero sí empeorar aún más nuestra calidad de vida y la de nuestros pequeños y pequeñas.

El sacrificio de la mujer, o el sacrificio de los abuelos no puede ser la base de nuestra economía. Algo no funciona y hay que cambiarlo. Como prueba echemos un vistazo a nuestra pirámide poblacional.

QUE TE VEA QUIEN TE TIENE QUE VER….

QUE TE VEA QUIEN TE TIENE QUE VER….

 Quien no se ha sentido, en algún momento, invisible.  Es verdad que en ocasiones ansiamos que nadie nos vea, pasar desapercibidas. La discreción es una virtud, pero el exceso de ella es un claro defecto. La búsqueda del equilibrio se hace más necesaria en la actualidad porque la diferencia, el interés y el reconocimiento social son imprescindibles para la supervivencia laboral y personal.

Un claro ejemplo de situación invisible transitoria es aquella en la que, fundamentalmente mujeres, nos encontramos en la barra de un bar. Al otro lado la reina de la noche, esa estupenda camarera en la que se concentran la excelencia estereotipada  machista (lo que comúnmente se denomina “estar buenísima”) que no nos ve. Nosotras pegamos codazos, pequeños saltitos, a la vez que intentamos sonreír mientras queremos nuestra cervecita. Ella, impasible, no entramos dentro de su radar. Vamos a pedir una cerveza, dos a lo sumo. No vamos a sentir la necesidad de pedir más en el mismo bar, para que ella  nos ría las gracias. No somos su target,  no somos su mercado. Sólo cuando sus clientes de copas caras estén servidos se dignará a mirarnos.

¿Qué podemos hacer para salvar la situación? Establecer estrategias. Buscamos apoyos: un escalón, un amigo o un “colega de barra” que pida por ti. Al final conseguimos nuestro objetivo, porque el esfuerzo es necesario y casi siempre se ve recompensado.

La búsqueda de la visibilidad profesional también es un largo camino, pero todas tenemos que valorar nuestra valía y capacidad para conseguirlo, a la vez que debemos detectar nuestras desventajas para poder superarlas. Existen barreras y clichés que nosotras debemos romper. Más en época de crisis. 

El mercado laboral es muy exigente pero no es un ente estúpido. Las buenas ideas, las buenas profesionales y los proyectos innovadores, tienen cabida en la situación actual y encuentran su público. Eso sí una vez que consigas que te vean: conocerse a una misma, definirse y fijar metas son pasos imprescindibles. La visibilidad vendrá después y será  mayor, cuanto mayor sea nuestra red, por ello las nuevas tecnologías son verdaderas aliadas.

En definitiva, nadie puede negar que tu dinero paga la cerveza, igual que se pagan las copas caras, aunque ello nos cueste, aún en la sociedad actual, un poquito más.   

Un buen apoyo para ello: Y tú, ¿de qué marca eres?, de Neus Arqués.  Gracias a Miriam Ruiz por el préstamo.

BUSCANDO TRABAJO, QUE NO PARADA

BUSCANDO TRABAJO, QUE NO PARADA

Copio directamente el concepto legal de  prestación por desempleo: “ Protege la situación de desempleo de quienes, pudiendo y queriendo trabajar, pierden su empleo de forma temporal o deifnitiva o vean reducida temporalmente su jornada ordinaria de trabajo…..Para el acceso a la misma se requiere la cotización previa del trabajador a la Seguridad Social por esa cotingencia”.

La definición legal de desempleo, no contempla en ningún punto  la palabra “paro”. Se entiende que el Estado social colabora con una aportación económica que sustituye al salario, en tanto que la persona tenga otra ocupación, o la misma en el caso de un ERE.

 No se desprende, desde ningún punto de vista, que se apoye a personas que no quieran trabajar. Sin embargo la derecha española concibe a las personas en situación legal de desempleo como parásitos de esta sociedad que viven a costa de nuestros impuestos y no quieren trabajar. Personas sin inquietudes laborales, sin sueños, ni planes, ni ambiciones. Cigarras veraniegas que viven felices con sus prestaciones.

¿Os acordáis del Decretazo del Desempleo de  Aznar en 2002?: Obligación de aceptar cualquier empleo, o curso. Sanciones y trabajos forzados, me atrevería a decir. Aquella que devino en inconstitucional en el 2007 y que le supuso a la derecha su única huelga general.

Pues hoy lo han vuelto a hacer. Hoy acusan a los más de cuatro millones de españoles y españolas inscritos como demandantes de empleo de no querer trabajar. En este país quien no trabaja es porque remolonea  y  se aprovecha de la prestación por desempleo.

La falta de proyecto socioeconómico de nuestro país no tiene nada que ver. La economía basada en la burbuja inmobiliaria en la que unos pocos se enriquecieron y una gran mayoría se endeudaron, tampoco ha influido. Señores y señoras, quien no trabaja en España, para el Gobierno, es porque no se pone las pilas, por eso van a bajarles la prestación, para que participen más activamente en la búsqueda de empleo.

Llevo dos meses percibiendo mi prestación por desempleo. Subrayo para resaltar que es prestación, y no subsidio. No es una cantidad graciable del Estado, la recibo porque la he generado. Es mi derecho después de más de doce años cotizados. Y es mi oportunidad de futuro. Me permite mejorar, estudiar, redirigir mi vida profesional. Porque señor Rajoy, se lo digo alto y claro: ¡YO NO ESTOY PARADA!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

FENÓMENOS EXTRAÑOS

FENÓMENOS EXTRAÑOS

El  domingo ocurrió un acontecimiento histórico: “No hay dos sin tres” y la selección española y masculina de futbol se hacía con su segunda copa de Europa. Todos los medios de comunicación nos mostraban un grupo de hombres, sobrenaturales, por encima de las penurias y tristezas de nuestro país, que había conseguido lo imposible. Tal parecía que se hubiera descubierto vida en otro planeta o se hubiera conectado con el más allá. Ganar estaba dentro de nuestras posibilidades, de hecho ya quisiéramos algunos y algunas, un cincuenta por ciento de posibilidades positivas en nuestros avatares diarios.

El Presidente del Gobierno y el Príncipe de Asturias acudieron a este espectáculo hipermasculinizado. Los protagonistas, los mandatarios, los dirigentes del fútbol: todos hombres. Y esto no le parece un fenómeno extraño y paranormal a nadie. No he escuchado en ninguna radio o televisión análisis de género alguno. Se acepta que nuestros representantes acudan a apoyar a la roja, pero no se crítica que no suelan acudir a alguna competición en las que nuestras deportistas españolas están o han estado brillando con luz propia.

La causa, el deporte femenino no da dinero. La causa de la causa, no lo da porque no se está dando el suficiente apoyo desde las instituciones. Porque no se está trabajando en la creación del “orgullo patrio” en el deporte practicado por las mujeres.

Googleando nos encontramos con:

  • Edurne Pasabán. Es una de las pocas alpinistas especializadas en las expediciones a los ochomiles himalayos, ha hollado 12 de los 14 ochomiles: Everest, Makalu, Cho Oyu, Lhotse, Gasherbrum II, Gasherbrum I, K2, Nanga Parbat, Broad Peak, Dhaulagiri, Manaslu y Kangchenjunga.
  • Almudena Cid. Única gimnasta en el mundo que ha disputado cuatro finales olímpicas consecutivas, Atlanta 1996, Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008.
  • Gemma Mengual. E la mujer con más medallas en la historia de los Mundiales de natación.
  • Joane Somarriba, 3 tours de Francia, 2 Giros y un Mundial de Crono.

Yo me siento orgullosa de ellas y me atrevo a decir aquello de yo soy, española, española, española (añádasele melodía).

Por ello exijo un política de igualdad deportiva real, una dignificación ya, especialmente por parte de los medios de comunicación públicos que están para algo más que para presumir de audiencias.

Y para muestra una foto de Joane Somarriba, ya que estamos en época del Tour, con su maillot amarillo.

OTRAS CRISIS: MALÍ

OTRAS CRISIS: MALÍ

Cuenta la leyenda que un rey de Segukoro, peregrinó a La Meca. En su camino, a cada paso, arrojaba piedras preciosas, y el tesoro no se terminó. Esta simple historia refleja el carácter maliense: orgullo y generosidad. Orgullo de  ser una tierra con historia, un lugar milenario de paso y asentamiento entre el rico sur africano en piedras preciosas y el mercader norte.  Un país de intenso pasado y presente: multicultural y multirracial; pero de incierto futuro. Generosidad de quien sabe distinguir lo esencial: la comunidad, la familia y la solidaridad para sobrevivir ante las extremas dificultades actuales.

Miquel Barceló bebe de la cultura dogona en Sangha, Salif Keita o Diawará exportan su música, pero no sólo son ellos, el arte en Malí, está en todas partes. La música, las telas, la escultura, la artesanía se abalanza sobre ti en cada rincón, con ese constante regateo, ya en sus genes. Son los mejores comerciantes con los que te puedes encontrar. Pero no todo está en venta: no lo está el té que te ofrece el barquero que te lleva a esa isla frente a Segou, la raíz que una niña te ofrece en el país dogón o la noche a cervezas en esa discoteca.

Hoy están sufriendo una crisis, no la nuestra sino la de ellos, la que ocupa espacios residuales en los medios de comunicación y la que no está en las agendas políticas de los líderes europeos. Sus fronteras son obra de los europeos, no de su historia. Hemos puesto cerco al pueblo nómada Tuareg que desde hace decenios busca su independencia. Al Qaeda se aprovecha de la desigualdad y de los conflictos para crecer e intentar hacer de este país musulmán no extremista su nuevo Afganistán.

Mientras tanto, los ricos inversores del primer mundo echan una mano, ¡vaya si la echan!, e invierten en cereales y otros alimentos. Y quien podía comprar un kilo de arroz, hoy compra 200 gramos. Y se orientan todos los esfuerzos a la supervivencia básica, al comer. Y se deja de enviar a los niños a la escuela, y a las niñas más aún. Y se acaba el desarrollo y se cortan esperanzas, y los blancos no llegan, ni de turismo, ni a cooperar, ni a nada.

Y mientras tanto Europa mira a la final del domingo.

LOBO CON PIEL DE CORDERO

LOBO CON PIEL DE CORDERO

¿Qué esconden las personas que nos rodean? Es importante y difícil analizar qué nos guia a unos y a otras en nuestras vidas. ¿Qué estamos dispuestos a hacer para lograr nuestros objetivos? ¿Cómo es nuestra relación con los demás en nuestra lucha? ¿Cuántos "cadáveres" vamos dejando a nuestro alrededor?

A veces nos negamos a analizar el verdadero por qué de las cosas. El ser humano tiende a disfrazar sus actuaciones y decisiones a tenor de su conveniencia. Nadie es malo, nadie odia y nadie envidia en esta sociedad. Todos y todas somos las más altruistas y solidarias. Solamente pequeñas manías y minúsculos defectos nos alejan de ser seres pluscuamperfectos.

La realidad es diferente. El mundo está lleno de lobos con piel de cordero, y quizás podamos ser uno de ellos. O puede que estemos siendo víctimas de alguien a quien hayamos abierto las puertas de nuestra casa. Es difícil averiguar.

LO QUE ESCONDE TU NOMBRE, de Clara Sánchez. Muy recomendable.

YO, ANTIJUANCARLISTA. ¿Y TÚ?

YO, ANTIJUANCARLISTA. ¿Y TÚ?

Es recomendable, por no decir que absolutamente necesario dejar constancia escrita de reuniones donde se dialogue, se debata y argumente. La mente humana puede engañar, mal recordar, tragiversar. Puede hacerlo a sabiendas, o sin querer queriendo, como diría el entrañable Chavo del Ocho. Es necesario levantar acta porque anuda las palabras para que no se las lleve el viento.

Yo lo quiero hacer, aunque sea sólo de manera individual, conmigo misma, sin nadie más que merezca un compromiso futuro de que no me será posible cambiar de opinión. Ya sé que es bueno evolucionar y abrir la mente para empaparse de otras  visiones del mundo y mejorar, pero hay algunos mínimos que conviene dejar por escrito.

Soy republicana. La ciudadanía, a estas alturas de la evolución humana, es lo suficientemente madura como para elegir a quien vaya a detentar el poder, sea éste efectivo o simbólico. Nadie puede acceder a un posición preponderante por genética, costumbre o nacimiento. Debemos medir la capacidad de quien gobierna y manda, continuamente; y aprobar o desaprobar  sus actuaciones. Diría más, dirigir democráticamente sus pautas de trabajo.

Dicho esto, quiero dejar constancia de que soy profundamente antijuancarlista. Parece que en este país se puede ser A y B al mismo tiempo. Hay quien es republicano o republicana pero se declaran profundamente juancarlista. No lo entiendo. Tenemos un monarca hiperprotegido por los medios de comunicación y de opinión. Un monarca sobre el que se ha levantado una imagen históricamente interesada y al que se le atribuyen todos los logros que la ciudadanía española ha ido consiguiendo en los últimos años.

“Subirse al carro” es lo que ha ido haciendo. Sus cuestiones privadas han sido escrupulosamente respetadas, cuando su condición de Jefe de Estado conllevaría un tinte más transparente. Afortunadamente la red es libertad, hoy hay millones de ojos que ven directamente la realidad. La prensa tradicional y sus acólitos ya no pueden cribar qué informaciones nos llegan. Hoy sabemos que el rey caza elefantes y osos borrachos, que muchas veces anda de correrías y saraos. Hoy conocemos, al menos un poco más, en qué se gasta nuestros dineros.

Mientras él  no sabe jugar bien sus tiempos. No se da cuenta y vive en sus pesadillas, con pinos clavados en el estómago.

EL INEXISTENTE RECORTE SOCIAL DEL PSOE

EL INEXISTENTE RECORTE SOCIAL DEL PSOE

Las encuestas fueron las grandes protagonistas el pasado fin de semana. Es cierto, como todos los candidatos argumentan, que no son lo verdaderamente importante y que los resultados definitivos son los del próximo domingo y no otros.

 

Sin embargo, no hay que despreciarlas. Son lo que la ciudadanía va pensando, con mayor o menor grado de cocción. Son producto de la opinión que nos vamos formando con los estímulos que nos llegan en esta campaña electoral y también de nuestras vivencias propias de los últimos años. Por todo ello es difícil remontar las encuestas, pero no imposible.

 

No se puede desfallecer, ni siquiera en el último momento porque la decisión final se toma cuando se toma: se coge la papeleta, se introduce en el sobre correspondiente y se echa en la urna.  Sólo cuando la presidencia de la mesa dice “VOTÓ”, no hay marcha atrás.

 

Mientras, nos queda tiempo para argumentar que el PP y el PSOE no son lo mismo y que, pese a la opinión creada, desde algunos sectores, el PSOE no ha dejado de ser un partido de Gobierno que capea una crisis estructural desde la izquierda. Aunque haya habido concesiones forzadas, se puede afirmar que con Jose Luis Rodríguez Zapatero no hemos perdido nuestras señas de identidad.

 

Es absolutamente falso, con todas las letras, que el actual Gobierno haya recortado derechos sociales durante la crisis. Rebajó el sueldo de los funcionarios y congeló pensiones (excepto las mínimas), pero esto no es “recortar” el Estado de Bienestar. Los pilares básicos de un Estado Social se han blindado frente a la crisis:

 

  • Más de la mitad de los Presupuestos Generales del Estado se ha destinado a gasto social, nunca había ocurrido. En el año 2004 eran 114.211 millones de euros, ahora, en plena crisis, se destinan 183.231 millones de euros.
  • En los últimos ocho años las pensiones mínimas han subido de media un 50%. En países gobernados por la derecha, como Alemania, todas las pensiones, incluidas las más bajas se congelaron en 2004, 2005, 2006 y lo están desde Julio de 2010.
  • En 2011 el presupuesto de educación es de 2.981 millones de euros, un 95% más que en el 2004 que estaba en 1.525 millones.
  • Se han ampliado coberturas de la seguridad social a los trabajadores agrarios y al servicio doméstico.

 

Tenemos más paro que nunca, es verdad. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria popular  está provocando una catarsis en el modelo económico y productivo de nuestro país, que ha de solucionarse a medio y largo plazo. Sin embargo, este Gobierno garantiza una cobertura por desempleo digna. El 80% de los desempleados la tienen, la mayor cobertura de la historia; además se han creado ayudas excepcionales como la ayuda temporal de 426€ o el programa de capacitación profesional de 400€ mensuales.

 

La lista podría ser aún más amplia: la Ley de Dependencia, el Permiso de Paternidad, la protección y ayuda a las mujeres víctimas de maltrato, la ampliación de derechos sanitarios y de dependencia a los españoles residentes en el extranjero, ayudas económicas para progenitores con hijos e hijas enfermos graves o la Renta Básica de Emancipación.

 

Creo que el análisis de todas estas actuaciones nos permite rebatir a Rajoy y al Partido Popular cuando acusan al PSOE de acometer el mayor recorte social de la historia de nuestra democracia. Simplemente no ha sido así. Se puede criticar al Gobierno actual desde muchas perspectivas, pero nunca desde la falsedad.

 

El PSOE sigue siendo un partido de izquierdas, que lo demuestra incluso en situaciones tan difíciles como la actual. NO SOMOS LO MISMO.

INGESTA ELECTORAL MASIVA

INGESTA ELECTORAL MASIVA

Hoy comienza la campaña electoral. No gracias, no quiero repetir. Este momento está ya vacío de contenido: ¿no había empezado ya? ¿No llevamos meses en ella? Jurídicamente no. Hoy se puede pedir el voto, clara y directamente, aunque de otras formas ya se viene haciendo mucho tiempo atrás.

 

La democracia tiene sus tiempos. Las reglas del juego delimitan el momento oportuno para cada cosa, aunque continuamente los intereses partidistas priman sobre la racionalidad y el interés general.

 

Corren malos tiempos para la lírica, es verdad, pero lo que no es de recibo es que se propicie que la ciudadanía llegue cansada, harta y exhausta a un momento crucial como es una campaña electoral.

 

El Partido Popular se ha encargado muy mucho de esta situación. Están en campaña electoral siempre y cuando no sean quienes ocupan las instituciones. Les ha faltado el sentido de la co-responsabilidad durante la crisis, porque sentarse en la mesa del triunfo es su única prioridad. Nos han producido una ingesta masiva de “contaminación electoral”. Así es que, cuando el momento llega, ya no tenemos hambre de reflexión, de debate, ni de análisis. Da la sensación de que ya todo el pescado está vendido y que no nos queda más que tomar el postre y pagar la cuenta.

 

Pero no. Hoy empieza el momento en el que el Pueblo, con mayúsculas, tomamos el poder. Hoy somos los importantes, quienes decidimos. Por ello tenemos la obligación de mirar bien el menú, no nos den gato por liebre.

 

¿Por qué vamos a conformarnos con una hamburguesa de 1 euro  para calmar el hambre, cuando podemos tomar un buen bonito del norte?

CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS PELAR……

CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS PELAR……

En marzo el parlamento de nuestro país vecino rechazaba las medidas de austeridad propuestas por el gobierno socialista portugués. Los intereses de la derecha lusa prevalecieron a los intereses de la ciudadanía y forzaron no sólo el adelanto de unas elecciones sino la intervención del Estado portugués por las instituciones comunitarias. Ganar las elecciones generales era el objetivo de los colegas conservadores de Mariano Rajoy, lo consiguieron.

 

Adelanto de elecciones y ansia de poder es, exactamente, lo que desprende a raudales el Partido Popular español. Se oponen sistemáticamente a todas las medidas de ajuste del gasto público tan necesarias en estos momentos en nuestro país. Estas medidas impulsadas por el Gobierno no son rentables para los intereses del Partido Socialista, pero cuando una formación es responsable, los intereses  del Estado deben primar sobre los propios. Aquí no ocurre lo que en Portugal, porque el PP no es tan determinante en el arco parlamentario. Si lo fuera tendríamos elecciones anticipadas, nuevo y flamante gobierno conservador y, posiblemente, intervención de nuestra economía por no haber tomado las decisiones necesarias en el momento preciso. Para la situación económica no es urgente la convocatoria de elecciones, sólo lo es para el Partido Popular que se siente en la cresta de la ola.

 

¿Para qué tanta prisa? En Portugal se negaban a la subida de impuestos, a los recortes, y ayer anuncian la confiscación de la mitad de la paga de navidad para las arcas del Estado. ¿Qué hará Rajoy? Nadie lo sabe, porque no lo adelanta, pero ya se sabe: “cuando las barbas de tu vecino veas pelar……”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

WAKE UP- ME!!!

WAKE UP- ME!!!

Encandado y no encantado está mi blog últimamente, presa de una enorme pereza que se ha convertido en parte sustancial de mi personalidad. Pereza me da leer la prensa, mirar la tele, escuchar la radio y analizar lo que sucede a mi alrededor.

Pereza me dan los dirigentes políticos, a quienes parece dar pereza, asomarse a la ventana para lograr dos cosas: la primera averiguar qué está pasando; la segunda comunicar que están haciendo.

 Pereza me dan los y las indignadas. Pereza me dan sus obvios mensajes, ¿quién no quiere lo que quieren? Su falta de concreción de los instrumentos y fórmulas para conseguirlo. Su oportunismo político aunque renieguen del actual sistema político. Harta me tienen con ese autonombramiento suyo como voz del pueblo. Con ese mirar por encima del hombro y no aceptar lo que una mayoría, mucho más amplia, ha decidido en las urnas (aunque esto sea el PP, o FORO). Pues a mí no me representan.

 ¡Qué algo me espabile, por favor!

CAMBIAR DESDE DENTRO

CAMBIAR DESDE DENTRO

“Ustedes tienen que tener conciencia de las dificultades extraordinarias que tiene este Gobierno y tienen que tener conciencia de la resistencia que este Gobierno ha tenido que vencer. Desde el 4 de noviembre nosotros estuvimos preocupados de la defensa del régimen institucional, de este orden que no es el que nosotros deseamos, pero que indiscutiblemente estimamos que teníamos que defenderlo porque nos comprometimos a actuar dentro de ese orden, Y hemos sido nosotros los fundamentales defensores de ese orden, para cambiarlo, sí señores, para cambiarlo. Que esto quede muy claro, para cambiarlo.

El orden existente se va a cambiar. Lo importante es que se sepa que lo vamos a hacer desde dentro del respeto de la ley y dentro del respeto de la persona humana.

Yo creo que nadie podrá dejar de reconocer la libertad que existe para la crítica, la más amplia libertad de reunión, de asociación… y quiero decirles a ustedes que nosotros –y no sólo el Presidente-, por televisión, por radio y circulares, han planteado su rechazo a una política que a veces tiene una explicación frente a la actitud de la gente.

Y aunque no se nos crea, sin ser, y nunca lo seremos factor de defensa del status, queremos que se entienda que nuestra presencia permite llevar las cosas de acuerdo con nuestra tradición, nuestra historia, nuestras costumbres, nuestra idiosincrasia. Quiero decir que mientras yo esté aquí el programa se va a cumplir.

La diferencia está en que nosotros vamos a hacer razonar a la gente. No queremos ni vamos a usar la fuerza, lo cual no significa debilidad porque creemos tener una fuerza mayor que la fuerza material, que es la fuerza moral.”

Salvador Allende. La Via Chilena hacia el Socialismo. Inauguración del  XIV período de sesiones de la CEPAL, el 27 de abril de 1.971.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres